En la actualidad se sufre un alto porcentaje de muertes a causa de paros cardiacos y respiratorios. Únicamente un 10 % de la población que sufre un ataque al corazón, logra sobrevivir. Muchos de estos casos suelen presentarse en el hogar o incluso en el lugar de trabajo, el problema es que las personas que se encuentran alrededor, muchas de las veces no saben como reaccionar y mucho menos conocen los eslabones de la cadena de supervivencia.

¿Qué es la cadena de supervivencia?


Es el conjunto de acciones que se realizan para salvar la vida de las personas que están sufriendo un paro cardiorrespiratorio. Todos los eslabones son importantes y deben ser fuertes.

Cualquier persona puede realizar esta cadena de supervivencia, sin embargo, se necesita haber tenido un curso impartido por especialistas.

También es importante saber que cada minuto de retraso disminuye la posibilidad de que la persona sobreviva.

¿Cómo se realiza el RCP?


Se realiza con las manos y la persona que brindará la ayuda debe estar de rodillas frente a la victima a la altura de los hombros.

  • - Colocar la base de la mano en el centro del tórax de la persona.
  • - Poner la otra mano sobre la primera y entrelazar los dedos.
  • - Situar los hombros arriba de las manos, poner los brazos de forma perpendicular al cuerpo y estirar los codos.
  • - Hacer presión sobre la base de la mano, mientras se deja caer el cuerpo sobre ella.
  • - Realizar compresiones rápidas (aproximadamente 100 por minutos de 5 cm de profundidad).
  • - Más adelante se puede cambiar a 30 compresiones por cada 2 ventilaciones (maniobra frente-mentón).
  • - Se sugiere cambiar con otra persona para evitar fatigarse.